Minicréditos online, cómo comparar entre tantos

Necesito
A devolver en días
Devuelves* ; TAE*

Sin compromiso, 100% online y sin avales.
Totalmente seguro!

Minicréditos online, cómo comparar entre tantos

Minicréditos online, cómo comparar entre tantos

 

Los créditos online que prometen una respuesta inmediata, también conocidos como microcréditos online o minicreditos online, son pequeños préstamos que se gestionan a través de Internet. Tras realizar la solicitud, sí el préstamo es aprobado, tendremos el dinero en nuestra cuenta en apenas unos minutos. Pero la desventaja es que el precio que cobran estas empresas, vía intereses, es elevado, generalmente un 1% al día. Así que, por un lado, tenemos velocidad y, por otro, elevados costes. Es importante valorar si debemos pedir uno de estos créditos online y si podremos devolver el dinero con los intereses en el plazo acordado.

Su funcionamiento es sencillo. Lo primero que debes saber es a qué minicréditos online rápidos puedes optar, en función de si estás, por ejemplo, en algún listado tipo ASNEF o RAI, en cuyo caso, debes dirigirte al apartado créditos con ASNEF, o si en estos momentos estás trabajando y tienes nómina para justificar tus ingresos, o necesitas que sea sin nómina.

Si se diera el caso de que alguna de esas situaciones es la tuya, tienes que elegir entre las entidades financieras de minicréditos online que concedan préstamos online a personas que se encuentren en esas circunstancias, respecto del aval que se pueda sostener.

 

Dónde pedir créditos rápidos

Existen muchas alternativas para lograr una financiación de manera urgente, elegir un tipo de crédito u otro dependerá de la urgencia que tengamos, de la cantidad de dinero que necesitemos, de nuestra propia situación personal (trabajadores, parados, pensionistas, etc.), de nuestra situación financiera y del historial de crédito que tengamos. Estas son las principales alternativas que existen actualmente en España:

  • Minicréditos: Son financieras privadas que conceden pequeñas cantidades de dinero muy rápido, pocas veces superan los 1.000 €. El plazo de amortización es muy corto, generalmente 30 días, y el precio es elevado. Sirven para solucionar una urgencia, ya que, tras pedir el crédito podemos tener el dinero en 10 o 15 minutos. No hay casi trámites ni papeleos, se puede conseguir un crédito con sólo el DNI. Con los nuevos sistemas de verificación de identidad online no hay que enviar ni copia del DNI escaneada.
  • Préstamos online: Generalmente son financieras que están supervisadas por el Banco de España. Las cantidades de dinero que se pueden conseguir en estos préstamos online son superiores y llegan hasta los 6.000 o 10.000 euros según la empresa. El proceso es rápido, aunque no tanto como en el caso anterior, desde que se pide hasta que se recibe tarda entre 24 y 48 horas.
  • Bancos: Se puede conseguir dinero muy rápido a través de los bancos convencionales. Casi todos tienen préstamos preconcedidos instantáneos, tarjetas de crédito, anticipos de nómina, etc.
  • Empresas privadas: Los hipermercados y grandes almacenes ofrecen estos productos a sus clientes, incluso, con dinero en efectivo en las cajas, mediante préstamos rápidos, tarjetas o pago aplazado.

Dicho esto, hay una interesante opción por la que no tendrás que pagar ni un céntimo a cambio de tu minicrédito. Lo explicamos en el siguiente apartado.

 

Conseguir un crédito gratis (sin intereses)

Una de las ofertas más espectaculares, en el mundo de los préstamos instantáneos online, es la conocida como primer minicrédito gratis. Tan fácil y cómodo como el hecho de abonar la cuota o cuotas a tiempo, sin más, siempre que seas nuevo cliente.

Los préstamos gratis son una oferta que fluctúa y va cambiando en función de las estrategias de promoción de las distintas financieras privadas.

 

Cuándo devolver un préstamo rápido

Todo dependerá del tipo de crédito rápido que solicitemos, puesto que como hemos visto hay varias subcategorías de créditos rápidos:

  • Mini-préstamos rápidos: Los plazos varían en función del cliente, pero suelen ser, normalmente, desde los 7 hasta los 30 días. Estos créditos rápidos se reembolsan de una sola vez al concluir el plazo, aunque existe la posibilidad de contratar prórrogas con la mayoría de empresas.
  • Préstamos urgentes privados y bancarios: En este caso, sí se incluyen unas cuotas mensuales y los plazos pueden ir desde algunos meses hasta varios años. Aquí, influye que el capital prestado es mayor que el de los minicréditos.
  • Tarjetas de crédito: Dependerá de la modalidad de pago que hayamos pactado con la entidad financiera. El pago puede ser un único desembolso que paga todo el capital utilizado sin intereses. Otra opción es el pago aplazado, en el cual, se devuelve el importe gastado más unos intereses en varias cuotas y, en tercer lugar, existe la posibilidad de pagar una cuota mensual fija de la cantidad que gastemos.

 

Cómo solicitar créditos rápidos

El proceso para conseguir créditos rápidos es muy sencillo y suele ser breve con casi todas las compañías. Generalmente, al entrar en la página web del prestamista, debes introducir en un simulador de préstamos rápidos el importe que necesitas y el plazo para devolverlo. Así, podrás conocer antes de nada cuánto vas a pagar. A continuación comenzarás con el procedimiento que consta de los siguientes pasos:

    1. Rellenar un formulario donde introduces los datos personales esenciales para identificarte y que el programa determine si eres apto para recibir créditos rápidos. En unos pocos minutos se analiza el caso y obtiene una respuesta.
    2. Suelen pedir unos datos básicos como son el DNI escaneado para demostrar la autenticidad de la solicitud y un justificante de ingresos recurrentes. Este documento no tiene que ser necesariamente una nómina, ya que, puede tratarse de la prestación por desempleo o la pensión, entre otros.
    3. Una vez verificada la identidad y aprobado el crédito, se solicita una confirmación del préstamo.No debemos olvidarnos de leer y revisar el contrato antes de aceptar créditos rápidos. Cuando aceptemos definitivamente el préstamo urgente nos ingresarán el dinero en la cuenta.

 

Admisión de clientes inscritos en ASNEF

Si figuras en alguno de los registros de morosidad estilo ASNEF, la comparación que debes hacer no ofrece lugar a dudas.

Debes prestar atención a aquellos minicréditos que pueden ser obtenidos incluso con ASNEF.

No obstante, ten en cuenta que no se garantiza la concesión del préstamo. De hecho, bajo ningún concepto se aprueban minicréditos a personas inscritas en ASNEF que tengan contraída una deuda con otra entidad financiera. Además, suele establecerse un límite económico a dicha deuda, el cual suele rondar los 3.000 euros.

Consejos

Hay una serie de consejos y recomendaciones básicas a tener presentes antes de solicitar tu préstamo.

  • Reflexión: Tómate un pequeño tiempo para pensar si tienes alguna alternativa mejor. Evita siempre una decisión impulsiva.
  • Devolución: Debes estar seguro de que podrás devolver el dinero en el plazo acordado, si no cumples con tus compromisos tus problemas económicos pueden verse agravados en el futuro. Por pequeño que sea el impago acabarás en listas ASNEF que serán un lastre para conseguir crédito en el futuro.
  • Finalidad: Piensa si la finalidad del dinero justifica la operación. Nunca debes solicitar dinero urgente para comprar caprichos y mucho menos parar cubrir otras deudas anteriores.
  • Pagos recurrentes: Nunca debe pedirse un minicrédito para hacer frente a gastos recurrentes como puede ser el pago del alquiler.
  • Comparar: Si al final decides solicitar el préstamo pierde algunos minutos en comparar entre todas las ofertas. Una buena elección te ahorrará dinero, problemas e imprevistos.
Minicréditos online, cómo comparar entre tantos
4.4 de 5 - 8 votos

Tags: ASNEF, comparar, con ASNEF, créditos, gratis, minicréditos, online, préstamos, rápidos