Con ASNEF | Sin Intereses | Sin Nómina | 🥇 Comparador de Préstamos
Si se sabe elegir los créditos rápidos no son caros

Si se sabe elegir los créditos rápidos no son caros

 

En ciertas épocas del año, hay un verdadero bombardeo de anuncios en el que se nos venden las ventajas de contratar un préstamo rápido. Aunque es cierto que es una forma fácil de obtener una cantidad adicional de dinero en un momento dado, debe tener cuidado, ya que la mayoría de ellos terminan siendo caros, con intereses que pueden alcanzar el 20%. Sin embargo, si sabe cómo elegir, existen fórmulas con las cuales puede ser útil acceder a este tipo de préstamos rápidos.

Préstamos rápidos: lo que esconde el dinero fácil en tiempos de mayor consumo

Hay muchas razones para solicitar un préstamo rápido, aquellas diseñadas para aquellos momentos en que se necesita dinero urgente y cuando no tiene que justificar un propósito ante las entidades que lo otorgan. Es decir, en solo unos minutos puede tener la cantidad solicitada sin procedimientos burocráticos engorrosos. Y estas son precisamente dos de sus principales ventajas: simplicidad y velocidad.

Algo que, si no tiene cuidado, también puede convertirse en un problema, si utiliza estos préstamos rápidos más de lo estrictamente necesario. Por lo tanto, antes de solicitar un préstamo rápido, debe saber cuál es su situación financiera para saber si está en situación pedir prestado. Además, debe ser consciente de lo que va a hacer. Este tipo de financiación debe servir como una solución para gastos urgentes e inesperados y nunca debe convertirse en una opción común.

Aunque los minicréditos rápidos tienen intereses bastante altos, hay compañías que dan la opción de obtener, sin intereses, el primero que se contrata, que solo tendrá que pagarse. En este caso, es interesante solicitar uno cuando necesita enfrentarse a un gasto urgente y no tiene suficiente liquidez. Se trata de una financiación que suele oscilar entre 50 y 1.000 euros, con un plazo de amortización corto de un máximo de un mes.

Otra opción para obtener dinero extra rápidamente son los préstamos que los bancos han otorgado previamente a ciertos clientes en función de su perfil. De hecho, son las entidades las que los ofrecen. En el momento en que el cliente lo acepte, el dinero será depositado en su cuenta. Su costo es a veces más bajo que el promedio del resto de los préstamos personales, la mayoría tienen una tasa de interés fija y ofrecen más de 5,000 euros. «Este hecho está causando que las condiciones de los préstamos otorgados previamente se estén convirtiendo en una razón muy importante a la hora de decidir dónde pagar la nómina para poder beneficiarse de estos si es necesario», señalan en el comparador.

Finalmente, hay tarjetas de crédito. Aunque no se consideran un préstamo como tal, son una forma de obtener dinero por adelantado para las compras. «Es un préstamo rápido que llevamos en el bolsillo y que ya está muy aceptado. Por lo tanto, sería suficiente verificar si tenemos el pago fácil y cuáles son sus condiciones y cómo beneficiarse de ellos». Esta es una opción que tiene ciertas tarjetas con las que es posible financiar compras específicas en condiciones ventajosas, con una tasa de porcentaje anual que incluso llega a menos del 5%.

Tags: créditos, elegir, rápidos, saber