Créditos rápidos hasta 80.000 €

Créditos hasta 80.000 €

Préstamos urgentes desde 500 € hasta 80.000 € 🙂

Créditos online rápidos, compara y elige el mejor.
Solicita tu crédito con la máxima fiabilidad, seguridad y confianza.

Sin compromiso, 100% online y sin comisiones.
  Totalmente seguro!

  Credito rapido seguro por Internet

Préstamos entre 1 y 8 años y TAE entre un 4,00% y un 30%. Las condiciones varían en función de cada crédito y perfil. Ejemplo representativo: una financiación de 10.000€ a 5 años y una TAE de un 6,11%, exigirá un importe total a devolver de 11.630,40€.

Créditos rápidos online desde 500 euros hasta 80.000 euros

Préstamos de dinero urgentes

Trabajamos con las mejores empresas de España, sobradamente conocidas en el campo de los productos crediticios. Al margen de todas las ventajas que ofrecen en la concesión de créditos y préstamos, vienen desarrollando fórmulas atractivas y flexibles para cubrir todo tipo de necesidades, lo que les ha proporcionado una notable reputación.

Ya sea una pequeña cantidad de dinero para cubrir un imprevisto o una inyección de capital considerable, quienes se vean en la necesidad de solicitar dinero prestado encontrarán con toda seguridad en nuestra web un plan adecuado a ellos.

Lo primero que tendremos que hacer al estudiar las opciones que el mercado ofrece es distinguir entre las distintas posibilidades de financiación a las que el consumidor puede acceder y que se resumen, principalmente, en créditos personales y préstamos personales.

Los créditos personales son un producto financiero en el que se puede disponer del dinero según se necesite y en cualquier momento durante el plazo que se haya estipulado

Los préstamos personales consisten en recibir una determinada cantidad de dinero a cambio de su devolución con intereses mediante el abono regular de las cuotas que se hayan establecido.

Solicitando un préstamo personal, el cliente simplemente ha de ir cumpliendo con las cuotas mensuales hasta proceder a su devolución total, mientras que si opta por un crédito – lo que se llama un crédito revolving o línea de crédito-, tiene además la posibilidad de disponer nuevamente del dinero según lo va devolviendo.

Crédito rápido para lo que necesites

Una de las oportunidades más interesantes que ofrecemos son nuestros créditos rápidos online, una nueva gama de créditos desde 500 € hasta 80.000 € que pueden devolverse hasta en 96 meses, y que son la solución perfecta de financiación para proyectos de gran envergadura. Reformas, un coche nuevo, estudios… cualquier necesidad que exceda nuestra disponibilidad habitual de efectivo puede ser abordada gracias a un crédito como este.

Este tipo de créditos está diseñado para abordar gastos que exigen un desembolso elevado de dinero en un solo pago, y que, gracias a este producto, el consumidor puede afrontar fraccionando su devolución en cuotas mensuales a su conveniencia.

De este modo, ya no hay razón para renunciar a cualquier proyecto que tengamos en mente por falta de liquidez. Con nuestros créditos rápidos online, pueden hacerse realidad siempre que su coste no exceda los 80.000 euros, con la tranquilidad de que se dispone de hasta 8 años para proceder a su devolución.

Crédito para tus Proyectos

Para lo que quieras. Solicita desde 500 euros hasta 80.000 euros hoy mismo.

Crédito rápido y muy fiable

Plazo de devolución de 12 a 96 meses. El crédito que se adapta a ti.

Los Créditos más Competitivos

Con un tipo de interés muy competitivo. Crédito rápido online hasta 80.000€.

¿Puedo solicitar un crédito de hasta 80.000 euros?

Las condiciones para acceder a un crédito no son en demasiado exigentes como a priori podría pensarse por tratarse de cuantías tan elevadas. Simplemente es necesario justificar ciertos ingresos regulares y no haber tenido problemas de impagos con anterioridad para que se pueda aprobar alguna de sus modalidades de crédito.

El perfil que cumple el cliente que es aceptado es el de una persona entre 18 y 75 años, residente en España y que trabaja por cuenta ajena o cobra una pensión, aunque los autónomos no tienen problema para acceder a financiación siempre que puedan demostrar ciertos ingresos.

El proceso se inicia haciendo llegar la solicitud vía web o cualquier otra vía junto con cierta documentación que acredite la información facilitada. Esta documentación consiste en una copia del documento de identidad o pasaporte, la nómina, pensión o IRPF dependiendo de la situación laboral de cada uno, y un recibo domiciliado o un extracto bancario reciente.

A la recepción de todos estos documentos, da comienzo un estudio de la solicitud y las condiciones de solvencia que determinará la respuesta que recibe el cliente. En cualquier caso, dicha respuesta no se demora más de 24 horas.

¿Por qué debería elegir este tipo de crédito?

A la hora de la verdad, quien busca una fórmula para financiarse termina por tomar una decisión en función de las ventajas que cada oferta propone. La respuesta a la pregunta de por qué habría de elegir una u otra empresa para este propósito viene dada por este factor, por lo tanto, la mejor forma de clarificar si la propuesta que estamos evaluando es la que más nos conviene es revisar, uno a uno, cuales son los beneficios que se obtienen.

En nuestro caso, podemos señalar 5 ventajas principales y muy evidentes:

Cantidad de dinero a solicitar:

Fuera de la banca tradicional es muy difícil encontrar financieras que alcancen la cantidad que aquí se concede en su límite máximo. Y ya sabemos que pisar la oficina de un banco supone pasar por mil trámites y exigencias, entre las que suele incluirse un aval. En estos créditos pueden obtenerse hasta 80.000 euros sin tantas complicaciones.

Plazo de devolución del préstamo:

¿Cuál es el plazo idóneo para un crédito? Esta es una pregunta de difícil respuesta, pero el sentido común nos indica que un plazo demasiado corto puede ocasionarnos ciertos agobios a la hora de tener que retornar el dinero y uno demasiado largo terminará por repercutir en el importe que abonamos en intereses. Poder optar por hasta 96 meses puede ser una gran ventaja para poder elegir un plazo adecuado para equilibrar ambos aspectos, y este es el plazo máximo que se marca en este crédito rápido.

Administración online:

A lo largo del plazo de vigencia de un crédito puede haber mil gestiones que necesitemos realizar. La administración online del crédito permite realizarlas a través de un panel que está a disposición del cliente y desde el que puede comunicarse con la empresa concesionaria para solicitar cambios en el plazo o la cuota, así como comunicar cualquier otra incidencia relativa a su cuenta. Todo ello, además, con independencia de la entidad bancaria donde se tenga el dinero.

Seguridad, un crédito con garantías:

Nadie va a conceder un crédito a quien no ofrezca unas mínimas garantías, pero tampoco podemos garantizar que las circunstancias actuales vayan a mantenerse en el tiempo. La posibilidad de que nuestra situación económica varíe, haciéndonos imposible afrontar las obligaciones adquiridas es una posibilidad real que no hay que desdeñar y que puede provocar una importante preocupación en quien solicita un crédito. Para que esto no ocurra muchas de las empresas con las que trabajamos ofrecen un seguro de protección de deuda que protege al cliente ante determinados imponderables que puedan surgir.

Flexibilidad, un préstamo adaptado a ti:

Probablemente sea ésta una de las ventajas con más peso, puesto que responde a una necesidad básica de quien solicita un crédito: que éste se adapte a él y no a la inversa.

Con cualquiera de estos créditos, el cliente tiene la posibilidad de elegir la cuota o el plazo y ajustarlas a sus ingresos. Esta elección, sin embargo, no es definitiva, y a lo largo de la vigencia del crédito también puede variarse, así como hacer cancelaciones parciales o totales de forma anticipada sin penalización alguna. Ello, unido a que el dinero que vamos devolviendo queda disponible de nuevo para que podamos hacer uso de él si resultase preciso, hace de nuestros créditos rápidos una de las herramientas financieras más flexibles que podemos encontrar en el mercado.

Crédito rápido y sencillo

Solicita de forma rápida y sencilla un préstamo online de hasta 80.000 €

Crédito flexible y seguro

Tú eliges la cantidad y el plazo de devolución. Seguro, fiable y online.

Crédito sin papeleo ni aval

De 500 euros hasta 80.000 euros sin apenas papeleo y sin aval.

Créditos rápidos online: préstamos personales

Si los microcréditos son un producto diseñado para hacer frente a situaciones de urgencia, los créditos rápidos tienen una naturaleza distinta.

La concesión de créditos personales por parte de algunas entidades bancarias conlleva una serie de explicaciones con las que no todo el mundo se siente cómodo. Dar cuenta de para qué va a emplearse el dinero es muchas veces un freno importante a la hora de dirigirse a la oficina de un banco a solicitar dinero a préstamo, por lo que hay quien prefiere recurrir a otras opciones.

Además, los créditos rápidos online no exigen de farragosos trámites y largos tiempos de espera. Su solicitud se tramita en apenas 24 horas y en caso de ser aprobados, el ingreso del dinero suele realizarse en las 24 siguientes.

Ahora bien, ¿Cómo solicitar un crédito de estas características y qué cantidades pueden pedirse?

El proceso es sencillo, tanto como rellenar a través de internet un  sencillo formulario en el que se nos solicitará información acerca de nuestra situación económica y fuentes de ingresos. Una vez estudiado nuestro caso y recibido el OK, habrá de enviarse la documentación pertinente que acredite la veracidad de los datos proporcionados. Todo el procedimiento puede cumplimentarse en apenas unas horas.

Respecto al importe a conceder, es muy variable y abarca desde cantidades modestas de unos pocos cientos de euros hasta otras considerables que pueden alcanzar los 80.000. Habitualmente, si la concesión supera los 6000 euros, la entidad suele exigir garantías adicionales en forma de un aval, aunque no es algo que ocurra en todos los casos y dependerá en gran medida del estudio de las circunstancias particulares que concurran en cada caso.

Evidentemente, al tratarse de cantidades muy superiores a las concedidas en los microcréditos, las garantías exigidas serán considerablemente mayores. Un justificante de ingresos, una nómina o cualquier documento que permita demostrar solvencia será el mínimo exigido para la concesión de estos créditos.

Los tipos de interés en este tipo de productos son, por lo general, algo más elevados que en los préstamos personales, si bien la cuota mensual asignada no suele variar en demasía entre unos y otros. El plazo de devolución, por otra parte, ofrece también una gran flexibilidad, ya que lo normal es que para hacer frente a este crédito se nos conceda un periodo que puede oscilar entre los 6 meses y los 8 años.

Queda en manos de cada uno el establecer la longitud de este plazo en función de la cantidad que le interesa pagar mensualmente. Plazos más largos conllevan un coste en intereses más elevado, pero a su vez, una comodidad de estar haciendo frente a una cuota asequible que no supone una presión excesiva.

Ventajas de solicitar un préstamo personal

El último año ha sido bueno año para el sector de los préstamos personales ‘online’ o créditos personales ‘online’, puesto que el número de transacciones dentro de este sector creció en comparación con el del año anterior, sobre todo en regiones como Barcelona y Madrid. Pero ¿qué son los préstamos personales ‘online’?

A principios del año 2000 nacieron en España los llamados créditos rápidos, que consistían en que un sujeto privado, o entidad bancaria, prestaba una cantidad de dinero, no muy grande, a otra persona durante un tiempo determinado. Esta primera idea fue creciendo y consolidándose dentro del mercado ‘online’ español. Cada vez hay más entidades privadas que ofrecen este servicio a través de la red, y no de forma física, puesto que Internet ha transformado por completo el sector financiero en España y en el resto del mundo.

Se trata de préstamos personales de dinero de cantidades pequeñas que sirven para hacer frente a gastos inesperados, una especie de dinero urgente. Se solicitan por Internet, y debido a que son fáciles de pedir, y a que no se debe introducir demasiada información personal, cada vez son más personas las que se decantan por este tipo de financiación. Además una vez aprobado el préstamo personal, pueden pasar tan solo unos minutos hasta obtener el dinero en la cuenta bancaria que se haya indicado a la hora de pedir el préstamo.

Pero, ¿cuáles son las ventajas que han llevado al crecimiento de los préstamos personales? A pesar de que las cantidades suelen ser pequeñas, se trata de créditos personales que se pueden pedir de forma muy sencilla y cómoda, una de las razones por las que los internautas prefieren esta opción en lugar de acercarse a su banco.

Casi todo el mundo puede pedir uno de estos créditos. Este seguramente es uno de los factores más importantes para el crecimiento de esta modalidad de financiación. Para solicitar esta, relativamente pequeña, cantidad de dinero no hace falta presentar ningún tipo de nómina o aval. Un factor que ayuda a las personas a decantarse por esta opción.

Si bien es una tendencia relativamente nueva, el crecimiento de la red y de las personas usuarias de ella, va ligada al incremento y la consolidación de este sector. Cuántas más personas conectadas más posibilidades de que aumenten los ciudadanos que piden préstamos personales ‘online’. Además hay distintos indicadores que nos hacen pensar que el sector seguirá en auge. Hay una noticia reciente que propicia a este crecimiento. Se trata de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que obliga a los bancos españoles a devolver lo cobrado de más por las cláusulas suelo desde su aplicación. Tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, según algunos expertos, podría llevar a los bancos a poner nuevas condiciones sobre los créditos que les permitan recuperar el dinero de la multa. Esto es, podrían pedir más por prestar dinero a los ciudadanos.

La medida costará a las entidades más de 3.000 millones de euros y por tanto afectará de forma directa a los balances económicos de estas. Es por esto, no es de extrañar que para recuperar este dinero los bancos cambien las condiciones de sus productos financieros, entre los que se encuentran los préstamos personales. Una medida que podría llevar a los españoles a dejar de recurrir a las entidades financieras tradicionales si se necesita dinero, sobre todo si se trata de una cantidad no muy elevada. En lugar de esto, los ciudadanos parece que se podrían decantar, cada vez más, por Internet. Dadas las ventajas antes mencionadas y los obstáculos que se encontrarían con la banca tradicional, parece que el sector de préstamos ‘online’ seguirá creciendo.

Créditos rápidos hasta 80.000 €
4.4 de 10 votos

Blog: noticias & actualidad